24 junio, 2024

Articulo al día

Estate al día de la actualidad

Abogados de indemnizaciones en accidentes laborales

La utilidad de un abogado en una situación de accidente laboral es innegable. El accidentado a no ser que sea culpable del accidente en sí, tiene derecho a percibir una indemnización y para tramitarle correctamente en tiempo y forma es esencial la asistencia de los abogados indemnizaciones accidentes.

Hablamos de accidentes laborales de todos aquellos que ocurren en el transcurso de la jornada laboral normal, pero también es considerado un accidente laboral el ocurrido en el desplazamiento habitual y diario desde nuestro domicilio de residencia hacia el trabajo y viceversa.

Estos accidentes en el transcurso del desplazamiento en nuestro vehículo o en cualquier medio de transporte público son conocidos como accidente laborales in itinere. Para que sean reconocidos como tal y podemos percibir una indemnización por el mismo y podemos darnos de baja laboral en caso de lesiones que nos impidan trabajar, hay que demostrar que el trayecto es el habitual y diario, que en esa ocasión no se hizo una parada o un desplazamiento excepcional y que ocurrió una hora antes de entrar en nuestra jornada de trabajo o una hora después, tiempo estipulado como usual para realizar el desplazamiento entre casa y trabajo. Es estos casos será considerado como accidente laboral seguridad social.

La conveniencia de contar con un abogado

Un abogado especializado en estos asuntos puede lograr que cobremos un dinero por los daños que hemos sufrido cosa que si fuéramos por nuestra cuenta a buen seguro no cobraríamos.

En un accidente laboral, a excepción de los mencionados anteriormente, que lleva consigo la asistencia de equipo sanitario y la presencia de agentes de la ley, como policía local o guardia civil, se abre una investigación por parte de la inspección de trabajo. Este expediente es comunicado al empresario, pero sin embargo no se comunica al accidentado. Si se cuenta con un abogado que nos represente este actuará en nuestro nombre en el ministerio de trabajo y en caso de juicio conseguirá que seamos citados como testigos y parte afectada por el accidente, que seamos escuchados y podamos dar nuestra versión de los hechos. Sin embargo sin la asistencia del abogado podríamos quedarnos fuera totalmente de todo el proceso, de forma que solo interviniera frente al juez el empresario y solo comunicarnos al final el resultado.

De la misma forma que para los accidentes laborales, en los casos de enfermedades profesionales que causan problemas de salud, que impiden el desarrollo normal de tu actividad laboral, podemos proceder a tramitar una indemnización.

La ayuda de un abogado también es muy útil cuando surgen problemas laborales de relaciones personales o de atropellos de nuestros derechos en el trabajo, actuando de mediadores entre nosotros y el empresario para lograr la mejor de las soluciones posibles.