21 mayo, 2024

Articulo al día

Estate al día de la actualidad

aceite esencial de árbol de té puro

Aplicaciones ginecológicas y más del aceite esencial de árbol de té

Robert C. Peale, médico del ejército americano durante la segunda guerra mundial, haciendo una analogía entre el funcionamiento del cuerpo humano y los productos sintéticos, dijo que “La mejor y más eficiente farmacia está dentro de tu propio sistema”. Por eso, es preferible recurrir a sustancias naturales como el aceite esencial de árbol de té puro que combinados con tu sistema inmunitario te ayudan a conservar y recuperar la salud.

Los aceites esenciales, en general, son líquidos aromáticos muy concentrados, extraídos de la corteza, flores, hojas, semillas o raíces del árbol en cuestión. Es la llamada fuerza vital del vegetal y, en general, solo se requieren unas pocas gotas para lograr los efectos deseados, ya que son mucho más efectivos que las ramas u hojas secas. Estos productos no suelen descomponerse y, por tanto, duran muchísimo tiempo.

El aceite esencial del árbol del té o de maleluca se extrae de la corteza de esta planta, originaria de Australia. Se trata de una sustancia con múltiples aplicaciones que se usa puro o diluido. En el primer caso, por ejemplo, se utiliza para limpiar la piel de los animales domésticos o de granja de garrapatas, pulgas y sanguijuelas. Asimismo, se recomienda en los casos de impétigo (infección bacteriana de la piel), pero teniendo cuidado de no tocar los tejidos sanos.          

¿Qué pasa si tengo una infección vaginal?

La herbolaria, en general, y el aceite esencial del árbol del té, en particular, se ha encontrado que también puede usarse con éxito en las zonas íntimas donde las infecciones sabemos que provocan tanto malestar. Como este producto tiene propiedades antisépticas, analgésicas y antiinflamatorias te causará un verdadero alivio en caso de que alguna bacteria te esté haciendo pasar un mal rato.

Diluye el concentrado en agua con vinagre en una proporción de una a dos gotas del aceite esencial por cada medio litro de la solución y luego usa un paño limpio o una esponja muy suave para empaparla en el líquido y colocarla por unos minutos en tu área genital. También puedes preparar una ducha vaginal. Esto ha probado ser útil además en el caso de infecciones de las vías urinarias. Incluso, áinhalado, te ayudará a superar los dolorosos síntomas del síndrome premenstrual.

O podrías diluir unas pocas gotas en algún aceite vegetal como oliva o almendras y usarlo para frotarte el vientre y la parte baja de la espalda cuando los calambres premenstruales te atormenten. De la misma forma funciona si tienes los senos inflamados al principio de la lactancia. ¿Suelen salirte espinillas? El aceite esencial del árbol del té aplicado directamente sobre los granos te ayudará.   

aceite esencial de árbol de té puro
aceite esencial de árbol de té puro