17 abril, 2024

Articulo al día

Estate al día de la actualidad

Sistema de facturación electrónica

¿Qué es un sistema de facturación electrónica?

Poseer un sistema de facturación electrónica tiene múltiples ventajas, incluso en pequeñas y medianas empresas. Esta herramienta permite de forma precisa y sencilla la gestión del negocio, el manejo de cuentas y el control de las facturas, que son procedimientos básicos para su adecuado funcionamiento.

¿Qué ventajas se obtienen con estos sistemas?

Su adecuado uso ofrece lo siguiente:

1.- Se ahorra tiempo y recursos. Gastos y tiempo en envíos físicos se disminuyen al efectuarse mediante otras formas, como los correos electrónicos. Y también beneficia ahorrando desembolsos por concepto de papelería, impresiones, tintas, entre otros.

2.- Se cumple con las normativas y reglamentos internos y legales.

3.- Se controlan las compras y ventas de cualquier negocio sin importar el lugar.

4.- Genera informes de ventas y compras.

5.- Uso de documentos electrónicos e informes: boletas de facturas, notas de crédito, guías de despacho, todos en formato electrónico.

¿Qué otros beneficios ofrecen?

Mediante estas aplicaciones se puede personalizar los procesos empresariales:

  • Suelen integrarse a los módulos contables.
  • Acceso en línea a toda la información empresarial y dentro de una única interfaz.
  • La personalización no solo se encuentra en función de lo facturado, sino también se puede agregar a otros módulos requeridos.
  • Rapidez en su implementación. Muchos tienen fácil configuración, definiendo los parámetros e iniciando su funcionalidad.
  • Aumento de nuevos usuarios según lo que se necesita en cada empresa, así mismo, simplifica la generación de nuevos soportes de documentación electrónica.

Seleccionar acertadamente un software

Existen puntos importantes a tener en cuenta en la selección de una herramienta como esta.

  • Debe estar avalado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) del país.
  • Validar la permisología que tenga como proveedores autorizados por el SAT o los registros reglamentarios que correspondan en cada país.
  • Verificar con cuántos dispositivos es posible que posean la accesibilidad del software.
  • Almacenamiento del sistema de facturación según las exigencias legales, por ejemplo, verificar que se puede mantener activo y en archivos históricos.

Finalmente, los beneficios ecológicos que conlleva sustituir facturas en papel por electrónica son evidentes, tanto para el medio ambiente como para el ahorro que estas pueden generar a la empresa  a lo largo del tiempo.

Sistema de facturación electrónica
Sistema de facturación electrónica