17 abril, 2024

Articulo al día

Estate al día de la actualidad

El ecómetro, una herramienta para medir el impacto ambiental de los proyectos de construcción

Hace unos días, en la clausura del Congreso Mundial de Edificación Sostenible de Barcelona, se recordaba que la construcción debería reducir sus emisiones un 77% para evitar el colapso climático. El manifiesto leído en esa ocasión venía a señalar la responsabilidad social (y ecológica) del sector de la construcción. Para contribuir a una edificación más verde se ha presentado una herramienta que mide el impacto ambiental de los proyectos de construcción y diseño urbano.

La eficiencia energética es imprescindible y se logra con algo tan fácil como aislar muy bien la casaSe llama Ecómetro, como la asociación que lo ha diseñado, y funciona a través de un sistema de certificación de origen norteamericano. Según Iñaki Alonso, presidente de Ecómetro, se pretende aportar una lectura “transversal” de la ecología y la edificación, ya que los resultados del estudio servirán para corregir los errores en la fase inicial de cada proyecto y “mejorar la construcción de edificios sostenibles“.

Ecómetro está actualmente en desarrollo y en fase de financiación colectiva para crear una versión beta de un proyecto que arrancó hace ya más de tres años. Funcionará gracias a un software libre y gratuito con el cual los técnicos evaluarán cuán ecológico es su proyecto de construcción. Sus indicadores de sostenibilidad son novedosos, ya que incluyen indicadores de impacto medioambiental estadounidenses no incluidos en la normativa europea, como la emisión del gas radón, uno de los productos cancerígenos más perjudiciales.

Por unas viviendas eficientes y saludables

Alonso reconoce que el planteamiento sostenible “ya se está haciendo en muchas construcciones, pero Ecómetro quiere ordenar esos indicadores“, para mejorar el factor ecológico aún más con datos como “la biodiversidad en los edificios, el control de emisiones contaminantes y elementos electromagnéticos o la medición de la toxicidad del aire“.

Ecómetro establece cinco categorías de construcción sostenible:

  • Bioclimática (para diseñar un edificio que gaste lo menos posible)
  • Autoabastecimiento con energías renovables
  • Reciclaje máximo del sistema de agua
  • Relación con el entorno (suelo y biodiversidad)
  • Bioconstrucción (materiales empleados y sus características)

De todos ellos, Iñaki Alonso destaca como “imprescindible” para que una vivienda sea sostenible la eficiencia energética, lo que “se consigue con algo tan fácil como aislar muy bien la casa“. Además, “hay que apostar por un diseño bioclimático” orientando al sur las construcciones para aprovechar el calor en invierno y conseguir que las casas “funcionen sólo con el Sol, sin necesitar sistemas de calefacción“.

Hay edificios que chupan mucha agua y la vierten contaminada al medio ambienteAlonso ha insistido igualmente en la importancia de que la vivienda «sea saludable”, es decir, que tenga bajos niveles de contaminación electromagnética, evitando las antenas de móviles y la excesiva ionización. El sistema de abastecimiento y eliminación del agua es también “esencial”, ya que “hay edificios que chupan mucha agua y la vierten contaminada al medio ambiente”, cuando se pueden construir depuradoras de agua que limpien el agua usada e incluso la reutilicen.

Aunque los costes iniciales de construir una vivienda sostenible, según Alonso, pueden incrementar el precio final “entre un 5 y un 10%”, ha argumentado que “hay que estudiar el largo plazo, como una hipoteca, ya que a lo largo de treinta años el coste de mantenimiento se reduce hasta un 70%”.

Según el director de Ecómetro, los compradores de casas están “mal acostumbrados a una economía a corto plazo”, pero desde el punto de vista medioambiental, la ausencia de tóxicos y productos químicos en la construcción y el ahorro energético suponen una mejora en la salud y en la economía.

El uso de esta herramienta, que además aspira a convertirse en un sistema de certificación con auditoría, no está pensado sólo para personas con conocimientos especializados ya que incluye una perspectiva más accesible, con un mapa de aproximación a la construcción sostenible explicado desde un punto de vista cotidiano. Esta iniciativa agrupa a 35 expertos multidisciplinares, desde arquitectos a biólogos, sociólogos, ingenieros o programadores informáticos, entre otros.