21 mayo, 2024

Articulo al día

Estate al día de la actualidad

Cortinas para teatro el secreto de la elegancia

Estar en un teatro es trasladarse en el tiempo a la época en que las mujeres solo usaban vestidos largos y abanicos, cada detalle está bien pensado para que resulte armonioso con la decoración. Para cumplir estas expectativas es necesario vestir el lugar con elegancia, por excelencia se usan las cortinas para teatro que ocultan ciertas imperfecciones y destacan otras zonas del auditorio.

La cortina principal con la que estamos familiarizados es con el telón. Es un elemento principal en cualquier teatro, en la antigüedad se decía que el teatro con el mejor telón era el más importante. Su función es diferenciar el escenario de los espectadores, así como el abrir y cerrar de estos nos dice cuando comienza o termina un acto.

Pero el telón no es la única cortina empleada en un teatro, existen varios tipos y cumplen diferentes funciones, a continuación nombraremos los más comunes:

  • Telones de fondo, como lo indica su nombre es una tela colocada en el fondo del escenario, que puede ser pintada o proyectada la decoración.
  • Cicloramas, es una pieza textil de gran tamaño que genera un efecto panorámico, son pintados los diseños de fondo acorde con el escenario y se desliza causando un impacto visual de movimiento.
  • Arlequines, son telones colgantes que se utilizan para crear la ilusión de un escenario más pequeño.

Aquí vemos que una cortina va más allá de un aspecto decorativo, se aprovechan para dar efectos escenográficos. Cualquiera que sea la utilidad de la cortina se tiene que garantizar que no altere la armonía del teatro. Por lo tanto, se debe recurrir a especialistas en la materia que nos pueda sugerir las de mejor calidad y que conserven el carácter estético del lugar.

cortinas para teatro

Hay que estudiar muy cuidadosamente las características del teatro especialmente sus dimensiones y así reconocer el tipo de cortinas que mejor se adapten a las necesidades de la escenografía. Las cortinas aportan un elemento único y particular al ambiente del teatro, combinando lo moderno y lo antiguo, lo simple y lo elegante. Pero solo en manos de los verdaderos expertos se puede lograr este balance.