17 abril, 2024

Articulo al día

Estate al día de la actualidad

Por fin, acuerdo de divorcio

Cuando un matrimonio no va bien, es indudable que hay que luchar para tratar de solucionar el problema y lograr que todo vuelva a la normalidad, pero existen ocasiones y matrimonio que no tienen solución y en estos casos es mejor no seguir sufriendo. En estas ocasiones debemos optar por el divorcio, disolver nuestro matrimonio e ir cada uno por nuestro lado. Si logramos el acuerdo de divorcio entre ambos miembros conseguiremos disolver el matrimonio y volver a ser libres.

Lo mejor que nos puede ocurrir es estas ocasiones es que estéis totalmente de acuerdo con el divorcio y entonces podéis optar por el divorcio de mutuo acuerdo. La ventaja en estos casos es enorme, ya que el coste de un divorcio de mutuo acuerdo es muy inferior y ventajoso para ambos y además conseguiréis estar divorciados en muy poco tiempo, entre uno y tres meses es lo habitual.

El proceso del divorcio express

Un divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express es muy rápido y fácil de llevar a cabo, incluso tiene la ventaja de no ser necesario, por ley, pagar ninguna tasa en el juzgado para llevarlo a cabo.

En esos casos tanto un cónyuge como el otro puede compartir el mismo abogado y procurador, gracias a ello el coste se reducirá muchísimo.

El proceso se inicia con la presentación de la demanda judicial, pero realmente para los cónyuges el proceso se inicia con la visita a un abogado especializado en divorcios. Lo primero que se debe tramitar es una serie de documentos esenciales para procesar el divorcio, entre los cuales se encuentra el certificado de matrimonio, el certificado de nacimiento de los hijos del matrimonio, si fuera el caso y el certificado de empadronamiento. Todos estos documentos se pueden solicitar en el registro civil, a excepción del certificado de empadronamiento que se suele pedir en el ayuntamiento. Este último es muy importante ya que el juzgado debe verificar que tiene competencias en el divorcio.

Otro documento esencial a preparar antes de la demanda de divorcio es el convenio regulador, el cual especificará entre otros detalles que se hará con la vivienda de la familia, quién será de los dos el que se queda con la vivienda y cuanto deberá pagarle al otro cónyuge, o si se procede a vender la vivienda como se ejecutará. También se especifica en este documento la relación con los hijos, quién se queda con la patria potestad de los hijos y cuál será el régimen de visitas. Del mismo modo se especifican las pensiones compensatorias y alimenticias que deberá pasar el cónyuge que no tiene la patria potestad al otro. Todos estos documentos son esenciales antes de presentar la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.